(DATA) ¿Cuál es el barrio con más “picante” en Korn?

En un relevamiento de datos, las zonas más complejas están en la periferia de la ciudad.

En un relevamiento de datos, las zonas más “picantes” están en la periferia de la ciudad.

“Esto a comparación de dónde yo trabajé no es nada”, arranca diciendo un experimentado policía de la zona a Noticias de Empalme, el mismo había estado en Don Orione. 
Lo que sucede, es que la paz a la que muchos de los korenses estaban acostumbrados a una tranquilidad que se fue complicando con los años. Por eso uno piensa qué puede ser de esto en un futuro no tan lejano.

Quizás el tren, quizás los arreglos políticos, la deuda social y todo otro tipo de factores entran en juego a la hora de este debate de la seguridad.

Las zonas de más trabajo para el personal policial vienen siendo los barrios de La Esperanza y La Laurita. El primero influenciado últimamente por los asentamientos que tiene en las cercanías y por ser una zona elegida para consumidores y vendedores de estupefacientes.
En el segundo caso, hay demanda por robos y por conflictos de tipo familiar como casos más relevantes.

Siendo estos dos barrios los de más trabajo, Santa Ana sería el tercero en la lista. “Los primeros dos van de la mano, después Santa Ana a mi parecer”, especificó la fuente a Noticias. Es que, en la zona del fondo, para muchos vecinos se ha vuelto complejo transitar ni bien comienza a caer el sol. Además, son comunes las peleas vecinales y los enfrentamientos entre diversos grupos de paraguayos que se encuentran en asentamientos de la parte más alejada del barrio.

Otro que entra en la lista, es La Pradera, o como mucho lo conocen, El 48, que siendo un punto de conexión inmediata con San José 3ero, fue cambiando su composición y hasta los vecinos ya se han armado para poder luchar contra los dramas de la delincuencia. Sin ir tan lejos, ayer un grupo de vecinos corrió a los tiros a varios delincuentes que trataron de forzar una reja de una despensa sobre la Ruta 210.

Después, los barrios como Mataderos, Los Naranjos, Villa Coll, Sargento Cabral, El Rosedal, Los Amigos, El Roll y Solferino, han cambiado su comuna en estos últimos 10 años, siendo un caso como el de La Toma, uno de los más relevantes en cuestiones de asentamientos, estos no quedaron ajenos a la cuestión y varios descampados fueron ocupados por varias personas de situaciones vulnerables y en muchos casos personas que han traído malas costumbres de otros distritos. El scruche o robos a viviendas cuando la gente no está, es un caso constante. 
En Sargento Cabral o la zona de “El Tanque” los vecinos tienen conflictos con grupos de inadaptados y menores que fastidian a las viviendas.

Otro caso conocido es como el de San José 3ero, en cual es por mayoría un asentamiento de casillas con condiciones de vidas muy complicadas para la gente de allí. Con un pasamanos de terrenos y personas que “venden” tierras por precios que oscilan entre los 20 mil o 30 mil pesos, una parcela de terreno lindante a las vías del tren puede ser demarcada y ocupada en el poco tiempo.  Esta situación también trae enfrentamientos entre los que las ocupan o intentan hacerlo, es una especie de “ley del más fuerte”.

Con esto no digo que la gente que está en los asentamientos o ha venido a esta ciudad sea mala, sino que las pruebas están a la vista. Porque los idiotas relacionan eso con ser “facho”, por eso es mejor analizar y pensar en cómo podemos cambiar esto, una situación generada por políticos y en la que los vecinos de bien han quedado como rehenes. La regulación nunca existió y las respuestas posibles a esta situación brillan por su ausencia. Y las zonas céntricas tampoco quedan fuera de los arrastres de la "conurbanización".

Comentarios

  1. La Esperanza encabezando la inseguridad, será culpa del gobierno de turno que no arregla sus calles y luces para que sea un lugar más seguro para todos los korences!!! Es una vergüenza el estado de Korn en general.

    ResponderBorrar
  2. Muy buen análisis.. lamentablemente es así!! Alejandro Korn dejó de ser la ciudad tranquila donde todos nos conocíamos y podíamos ayudarnos.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario